Imagen

Es innegable que para la mayoría de las mujeres, tener hijos puede significar la realización de su vida.

No niego que debe ser una tarea muy complicada que por ello debe considerarse hasta un apostolado lleno de abnegación, sacrificio y todo ese tipo de bonitos sentimientos que explotan en las telenovelas o en las películas de la “época de oro” del cine mexicano, pero no creo que eso justifique incomodar a todas aquellas grandes mujeres que libremente han decidido consagrar sus capacidades al desarrollo del intelecto o que simplemente decidieron vivir aportando a este mundo muchísimas cosas más que únicamente hijos.
Sin embargo, ¿es necesario casarse y ser madre para reafirmarse como mujer? Si la respuesta es no y esa idea no entra en tus planes, bienvenida a la generación “NoMo” o “childfree”.
La necesidad de ser madre como un hecho obligatorio ha ido incluido dentro de las convenciones sociales asociadas al género femenino durante años. Ahora, tras el triunfo de fenómenos como el single, el retraso de la maternidad o o las panks (tías solteras sin hijos), llega un nuevo cambio a las estructuras sociales con esta nueva generación de mujeres ‘NoMo’, o lo que es lo mismo, mujeres que no quieren ser madres y que no creen que deban serlo para sentirse como tal.
Estas mujeres que apoyan la idea ‘childfree’ (sin hijos) no son solo solteras, también las hay casadas y que conviven con su pareja. Las circunstancias de crisis económica y el precio que supone criar a un hijo, junto con el destierro del tabú social, ha llevado por fin a que algunas mujeres alcen la voz reconociendo que no quieren ser madres, que no poseen el instinto necesario para serlo, y que no creen que la maternidad sea obligatoria, sino una opción totalmente respetable.
Al comunicar al círculo social más cercano esta decisión personal, una mujer suele encontrarse con rechazo e incomprensión, cuando no incredulidad. El comentario sobre el reloj biológico es una constante, y muchas se sienten presionadas en su decisión. Una de las últimas celebs que se ha quejado ello ha sido Jennifer Aniston. “Parece que he fallado en alguna parte de mi feminidad o en ser mujer o en mi esencia de mujer o en mi valor como mujer, porque no he dado a luz a un niño”, indicó la actriz en declaraciones en el programa de televisión estadounidense Today.
Pero Aniston no es la única famosa que se ha pronunciado a favor de no tener hijos. Actrices como Audrey Tatou, Zooey Deschanel, Renée Zellweger o Cameron Diaz han reconocido que su decisión es no tener hijos. Para ellas, la decisión de ser o no ser madres es algo personal y defienden su postura a no caer en imposiciones sociales.
“Tener hijos” supone una dedicación diaria durante 18 años”, afirmó Cameron Diaz en una entrevista de la revista Esquire USA. “Aunque parezca más fácil no tenerlos, tomar esa decisión no es nada sencillo” reconoció la actriz, quien pidió comprensión y respeto para las mujeres que, como ella, deciden optar por el camino ‘childfree’.
Y es que una de cada cinco mujeres de cuarenta años en Estados Unidos, Inglaterra, Canadá y Australia ha decidido no tener hijos, el doble que las de su generación anterior, según señalan desde Gateway Women, la organización encargada de dar voz a este movimiento ‘NoMo’. Desde él solo piden respeto a la decisión de quien decide no ser madre, pues sostienen que va implícita dentro de la libertad individual, al mismo tiempo que reivindican no tener que justificar dicha decisión.
¿Está la sociedad actual preparada para aceptar la decisión personal tomada por estas mujeres? Aunque la respuesta sea negativa, cada vez más mujeres se declaran ‘NoMo’ y otras con hijos declaran estar a favor de esta corriente ideológica, aunque muchos todavía no la comprenden ni comparten. ¿Llegará el día en el que se deje de juzgar la decisión de estas mujeres?
Por eso, creo que todas las mujeres no madres merecen ser celebradas todos los días del año por el simple hecho de ser mujeres, sin embargo y dado que cada vez son más las que no tienen hijos (en promedio una de cada cinco mujeres terminan su edad reproductiva sin niños), propongo el nueve de mayo sea designado como el “Día de las no Madres”, es decir, como un día para honrar específicamente a todas las mujeres que sabiamente deciden no tener hijos.
Después de todo, en las condiciones ecológicas del planeta, tener hijos no debería ser visto como una virtud, sino como una conducta irresponsable, sobre todo si eso implica no considerar el tiempo para educarlos y para convivir con ellos, o felicitar a quienes tuvieron hijos únicamente porque quieren que alguien los cuide cuando estén viejos o porque tienen miedo a quedarse solos.

Por eso, muchas felicidades a mujeres como Jennifer Aniston, Cameron Díaz, Kim Cattrall, Helen Mirren, Condoleezza Rice, y Oprah Winfrey, Y TODAS LAS MUJERES SIN HIJOS QUE COMPARTEN MI ESPACIO Y MI TIEMPO.

¡Feliz día de las No Madres!

Anuncios