¡No pues así no se puede recibir! Le dije, es más, le entregué unas hojitas donde claramente decía que todo iba con MAYÚSCULAS… Pues va de nuevo, lo hacemos otra vez (ya que, al fin que me encanta dar vueltas…), pero ahora, permítame hacerle una pregunta a usted, ¿cómo le hace cuando le presentan los horarios de otra escuela y resulta que el profesor de Educación Física es también el de Matemáticas de un grupo o el de Ciencias en otro, o el de Inglés en el turno vespertino, y eso sólo porque dicen los del Sindicato que “es para conservar su sueldo según su número de horas… “¡eso sí que debe ser un problema!: imaginen lo que debe ser pararse frente a más de 40 chavales para explicarles el Teorema de Pitágoras, el Ciclo de Krebs, el balanceo de una ecuación química o las habilidades de otro idioma cuando para lo que uno se preparó, es para entrenar la parte más física del ser… Insisto, eso sí debe ser un reto. Al menos lo mío, eso de pasar de minúsculas a mayúsculas se soluciona en el Windows Vista y con un poco de tonner, pero los verdaderos problemas de la educación, esos sí que están difíciles, porque resulta que lo importante por ahora es la obsesiva burocracia y las carretadas de dinero que sin llegar a los estudiantes se despilfarra en quienes se regodean leyendo a pie y juntillas miles de formatos que, sin duda, sirven para justificar su labor. Sea pues, a darle cada quien desde su trinchera.

Anuncios