“Prof, ¿El aire flota?”
“Alumnos, seguimos con lo que sigue”
“Vayan, están vendiendo helados gratis”
“Me robaron y no me pagaron”
“Profe, creo que ya le entendí, ahora explíqueme bien”
“No, ya no tengo duda, es sólo que aun no le entiendo”
“Si lo que usted dice es cierto, creo que Dios es un átomo”
“No es que no crea en la evolución, es sólo que creo que es puro choro”
“No vine, sólo estoy aquí un ratito”
“¿Mal? si sólo me equivoqué en el resultado?”
“Ya pasé, sólo reprobé una”
“Sí, lo dejé de tarea, pero tenían que hacerlo aquí”
“Profe: lo de arriba ¿lo contestamos arriba? y lo de abajo, ¿en la parte de abajo?”

Y las clásicas:

“¿Y eso para qué me va a servir?”
“No, nunca nos enseñaron ese tema”
“El profe me reprobó”
“A poco había tarea”
“Pero si yo no estoy hablando”
“No hice nada, no sé por qué me sacó la miss”

La lista seguirá aumentando…

Anuncios